Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player


Mi Historia

Nací en un hogar muy pobre, y durante mucho tiempo, vivi en casas sin cualquier estructura y con tejados de cinc. Crecí revoltoso, sin sueños, sin esperanzas. Caminaba con la certeza de que no llegaría a lugar alguno. Todo se puso peor cuando, a los 17 años, perdí mi madre. Fue morar en la calle, durmiendo hasta bajo marquesina de tiendas. Yo era triste y no tenía amigos. Un día recibí una invitación extraña: "Jesus está te esperando". Es claro que no anhelaba aceptar tal invitación, pero, un algo me llevó hasta la iglesia de la persona que me invitó. Me gustó lo que vi, pero no quería saber de iglesias. De repente una mano me empujó... ¿sería de aquella niña de 14 años? ¿O del propio Dios? Entregué mi vida a Jesus y todo comenzó a cambiar.

Mi transformación fue completa y rápida. Luego fui para un seminario, me gradué por la Facultad Evangélica de Teología como Bachiller, y la rebeldía acabó... la tristeza desapareció... un nuevo Paulo comenzó a vivir. me torné un misionero, trabajando como Secretario Ejecutivo de la WEC International (Misión AMEN en Brasil). Serví en la O. M. -- Operación Movilización, preparando la visita del barco Doulos a Brasil. Fui Editor del CEBIMI - Centro Brasileño de Información Misionera, donde publicaba la revista Koinonia Misiones y donde compilé el libro Despertando Para Misiones, usado en varias instituciones teológicas de Brasil. Fue miembro de AMTB - Asociación de Misiones Transculturales de Brasil y en el COMIBAM - Congreso Misionero Ibero Americano que tenía el lema "Luz Para Las Naciones". Recibí invitaciones de la United Bible Society, del Centro Para Desarrollo Cristiano de La América Latina, de Youth With a Mission (en Washington D. C.) y otros.

Mi ministerio alcanzó grande éxito y fui invitado a ser un pastor de la Iglesia Bautista de Lagoinha, en Belo Horizonte-MG-Brasil. Fui ordenado allí al ministerio pastoral, comenzando mi trabajo en la ciudad de Matozinhos-MG y, posteriormente, en Copacabana, en Rio de Janeiro, donde permanecí por más de 8 años. Dejé el pastorado en Rio después de ser invitado a hacer un curso de posgraduación en el Haggai Institute de Singapore, donde concluí el "Advanced Leadership Training" (Entrenamiento Avanzado de Liderazgo). Al regresar, mi vida y mi ministerio sufrieron un fuerte estremezco. Por un error médico, me quedé completamente ciego.

Parecía que todo estaba acabado, pero Dios tenía nuevos planes para mí. Adquirí un programa sintetizador de voz y comencé un nuevo ministerio misionero, ahora a través de internet. En el principio era bastante simple, con una pequeña lista de amigos a los cuales enviaba mensajes de reflexión diarias. Qué yo no sabía, era que aquel pequeño trabajo misionero se transformaría en el mayor trabajo del género en el mundo. Hoy no son más 10 ó 15 personas recibiendo mensajes diarios, pero, por lo menos, 5 millones de personas en todo el mundo.

Después de un cierto tiempo percibí la necesidad de alcanzar también los países de idioma Español y hoy todos los países que hablan Español están incluidos en el Ministerio Para Reflexionar, tanto en Américas como en Europa. Estamos enviando también mensajes en Inglés y, espero, pronto tenga todos los países del mundo alcanzados por nuestros mensajes.

Muchos me pidieron y yo empecé a colocar mis mensajes en libros. Ya publiqué 10 libros y estoy preparando otros para ser publicados, en los tres idiomas de nuestro Ministerio.

El Ministerio Para Reflexionar también ofrece mensajes en vídeo. El "Momento Para Reflexionar" ya es una realidad y estoy disponiendo, con mi hijo Bruño, un sistema de traducción con leyendas, para que todos puedan ser alcanzados. Otra novedad es el sistema de envío de mensajes por el aplicativo de los smartphones, el "Whatsapp", que ya alcanza prácticamente todos los países de idioma portugués y Español.

Muchos son los proyectos e infinitas las luchas para alcanzarlos, sin embargo, he confiado en la maravillosa gracia del Señor Dios para sostenerme y a ese ministerio misionero. Continuaré buscando más y más el crecimiento de ese trabajo para bendecir sus vidas. Todo eso para honor y Gloria de nuestro Señor Jesucristo. ¡Amen!

Pr. Paulo Roberto Barbosa - CEO - Ministry To Reflect Inc.